Análisis léxico sobre la opacidad ortográfica de una crónica de indias: el caso del verbo haber

  • Bibiana Arboleda Guisao Universidad Pontificia Bolivariana, Medellín, Antioquia; Corporación Universitaria Minuto de Dios, Bello, Antioquia
  • José Luis Rojas Díaz Doctorando en The Norwegian School of Economics (NHH), Bergen, Noruega

Resumen

Hasta finales del siglo XVIII los cronistas de indias europeos recrearon con sus manuscritos la cultura, paisajes y formas de vivir de América en los imaginarios del mundo europeo; sin embargo, tal recreación a veces obvió la mirada y experiencia americana. Este es el caso de la Crónica Teatro Crítico Americano o Nueva Tentativa para la Solución del gran problema histórico sobre la población de la América (Cabrera, 1794), que fue conocida a través de una traducción al inglés que, en razón de la opacidad ortográfica que presenta, pudo haber dejado ocultas imágenes, historias y visiones de la América de 1794 y que, aun 193 años después de su envío a Europa, el mundo desconoce. Por medio de la elaboración de un corpus lingüístico del contenido léxico de la Crónica se tomó el caso del verbo Haber para hacer un análisis léxico que propone la interferencia de la lengua materna del cronista –el italiano– como factor que conllevó a la opacidad ortográfica de la Crónica, la cual, a su vez, impacta la fidelidad de la traducción del editor Henry Berthoud de 1822 en la que Europa se ha apoyado para entender la ciudad Maya de Palenque. Después de más de 500 años, la historia de América contada en boca y lengua de americanos sigue sin ser contada. 

Biografía del autor

Bibiana Arboleda Guisao, Universidad Pontificia Bolivariana, Medellín, Antioquia; Corporación Universitaria Minuto de Dios, Bello, Antioquia

Magíster en procesos de aprendizaje y enseñanza, de la Universidad Pontificia Bolivariana. Traductora Inglés-Francés-Español de la Universidad de Antioquia. Miembro del Grupo de investigación Lengua y Cultura de la Facultad de educación de la Universidad Pontificia Bolivariana. Coordinadora de programa de inglés del Centro de Lenguas y Cultura de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, Bello, Antioquia. Correo electrónico: barboleda@uniminuto.edu

José Luis Rojas Díaz, Doctorando en The Norwegian School of Economics (NHH), Bergen, Noruega

PhD Candidate. Department of Professional and Intercultural Communication. The Norwegian School of Economics (NHH) Bergen, Noruega. Magíster en Lingüística de la Universidad de Antioquia y Traductor Inglés-Francés-Español de la Universidad de Antioquia. Es miembro del grupo de investigación en Traducción y Nuevas Tecnologías de la Universidad de Antioquia. Su investigación doctoral trata el tema de la fraseología general y especializada en recursos lexicográficos. Correo electrónico: jose.diaz@nhh.no

Publicado
2018-02-13
Como citar
ARBOLEDA GUISAO, Bibiana; ROJAS DÍAZ, José Luis. Análisis léxico sobre la opacidad ortográfica de una crónica de indias: el caso del verbo haber. Lenguaje, [S.l.], v. 46, n. 1, p. 127-148, feb. 2018. ISSN 2539-3804. Disponible en: <http://revistas.univalle.edu.co/index.php/lenguaje/article/view/6196>. Fecha de acceso: 17 ago. 2018 doi: https://doi.org/10.25100/lenguaje.v46i1.6196.
Sección
Artículos de investigación

Palabras clave

cultura amerindia, manuscrito, patrimonio documental, mayas, lengua escrita, crónica de indias

“Pero la verdad estaba en muchos más sitios que en las batallas sufridas; estaba en el trato de los indios; (…) estaba en el saber profundísimo de la realidad (…); estaba en conocer lo que los indios poseían y los castellanos no (…); estaba -por último- en el testimonio oral de los nativos”. (Alvar, 1992, p.27).

INTRODUCCIÓN

El presente estudio expone un análisis léxico de tipo cuantitativo y cualitativo que muestra la opacidad ortográfica del contenido léxico de la crónica de Indias Teatro crítico americano o nueva tentativa para la solución del Gran problema histórico sobre la población de la América (en adelante Crónica TCA) escrito por el cronista Pablo Félix Cabrera en 1794. Dicho análisis léxico se da en el marco del proyecto de investigación “Semiología del barroco americano (Palenque siglo XVIII)” planteado por el grupo Lengua y Cultura, línea de investigación “Literatura, Lengua y Cultura” de la Facultad de Educación de la Universidad Pontificia Bolivariana, con el cual se pretende ofrecer a la comunidad científica por primera vez una edición anotada y comentada que dé cuenta de la gran contribución que esta crónica puede aportar para la reconstrucción de la realidad de la América barroca del siglo XVIII desde perspectivas biográficas, históricas, filológicas y lingüísticas.

Para el caso de este análisis, se abordará el contenido léxico de la Crónica TCA (Cabrera, 1794); por ello, el objeto de estudio será la lengua, es decir, el castellano empleado en la obra. El análisis conlleva la construcción de un corpus lingüístico a partir de la totalidad del contenido de la crónica, 1 de este se extrajo información léxica detallada para hacer un conteo general de frecuencias y etiquetar sintácticamente este corpus; a través de este etiquetaje se caracterizó el léxico de mayor frecuencia de acuerdo con su tipo de acentuación o con un caso ortográfico definido y se le otorgó un código para localizarlo en los folios de la crónica. El objetivo general es, entonces, poner en evidencia la opacidad ortográfica presente en el léxico en la crónica TCA (Cabrera, 1794) por medio del análisis del caso del verbo Haber, con el cual se revela una parte del proceso de asentamiento de una lengua castellana joven; además se propone la interferencia del italiano como un factor causante de tal opacidad; también, a partir de este asunto léxico se sugiere un posterior análisis de la traducción al inglés hecha en 1822 por el impacto que esta crónica haya podido tener en la interpretación que el mundo occidental ha hecho de la ciudad Maya de Palenque desde entonces.

METODOLOGÍA

Construcción del corpus lingüístico

En la construcción del corpus lingüístico de la Crónica TCA (Cabrera, 1794) se empleó el software de etiquetaje TreeTagger2 (Schmid, 1994), una herramienta de análisis lingüístico desarrollada en la Universidad Stuttgart, Alemania; esta generó un archivo nuevo que ofrece no solo las categorías gramaticales de cada uno de los elementos compositivos del corpus, sino también su tokenización.3 Empleamos para ello la interfaz gráfica4 para MS Windows desarrollada por Ciarán ÓDuibhín.

Entonces, cuando se alude al corpus lingüístico ¿a qué se hace referencia? Quiroz (2007) entiende por corpus lingüístico: “un conjunto de textos (escritos u orales) legibles en un computador que representan el uso real del lenguaje en situaciones determinadas y se usan, principalmente para investigación y creación de materiales para diferentes áreas relacionadas con el lenguaje” (p. 131).

Mientras Parodi (2008) propone una definición detallada de algunas condiciones de un corpus, él dice que:

1) Un corpus debe estar compuesto por textos producidos en situaciones reales, 2) la recolección de estas instancias de lengua en uso debe estar guiada por parámetros explícitos que permitan tener claridad de la constitución de las mismas, de modo que se apoyen en el análisis y se posibilite la replicabilidad en estudios posteriores, y 3) un corpus (aunque dicho de modo implícito) debe estar disponible en formato electrónico con el fin de ser analizado por medio de programas computacionales. (p. 108).

Con estos dos conceptos delimitados procedemos entonces a describir el proceso de limpieza y montaje del corpus.

Transcripción, limpieza y montaje del corpus

Los integrantes del grupo de investigación Lengua y Cultura de la Universidad Pontificia Bolivariana llevaron a cabo la transcripción de la Crónica TCA (Cabrera, 1794), en formato digital y de acuerdo con la normativa para la transcripción de manuscritos (Archivo General de la Nación, 1981). La transcripción5 se compone de un total de 167 páginas electrónicas y 31.528 palabras o tokens.

La transcripción en su totalidad se convirtió a texto plano (.txt) para su correspondiente revisión y depuración. Este proceso consistió en la detección de palabras que estuvieran divididas por guiones, las que por efectos de la fidelidad de la transcripción con el manuscrito original ocupaban dos diferentes líneas; asimismo, la depuración del texto plano de la crónica incluyó la eliminación de todos los pie de página ya que dentro de este análisis léxico no se tuvieron en cuenta, dado que ameritan un estudio diferenciado, en vista de su riqueza en contenido y de los pasajes escritos en latín que demandan especialistas en esta lengua antigua.

Caracterización del corpus léxico

Con la base de datos6 generada por el software se hizo una caracterización de las palabras de acuerdo con cuatro diferentes criterios. El primero clasifica el contenido léxico de la crónica por casos de palabras sin fijación ortográfica, esto es, aquellas palabras cuya ortografía o acentuación presentó algún tipo de cambio dentro del cuerpo de la misma crónica [idea vs ydea (Ubicado en Folio 71R, Párrafo 2, Línea 2403) (Valencia et al., 2017, p. 330) (vs ydéa (Folio 5A, Párrafo 1, Línea 56) (Valencia et al., 2017, p. 88)], como lo muestra la Figura 1.

Ejemplos de palabras sin fijación ortográfica.

Figura 1: Ejemplos de palabras sin fijación ortográfica.

El segundo criterio señala todas las palabras cuyo acento prosódico y ortográfico contraviene los lineamientos que dicta la actual gramática española (Real Academia Española, Asociación de Academias de la Lengua Española, 2005), es decir, casos de palabras a las que no se les marcó tilde cuando, en razón de su ortografía y acento, lo requerían [Geroglifico (Folio 10R, párrafo 1, línea 252) (Valencia et al., 2017, p. 110) ]; además dentro de este caso, denominado en la base de datos como el caso número uno (1), se incluye el signo ortográfico diéresis (Real Academia Española & Asociación de Academias de la Lengua Española, 2005). Asimismo, dentro de este criterio se incluyeron aquellas palabras con acento ortográfico marcado cuando, en razón de su ortografía y acento, no lo requerían; este caso se denominó en la base de datos como caso número siete (7). [Hebréa (Folio 57R, párrafo 1, línea 1839) (Valencia et al., 2017, p. 274) ], como lo muestra la Figura 2.

Ejemplos de palabras sin fijación en su acentuación.

Figura 2: Ejemplos de palabras sin fijación en su acentuación.

El tercer criterio sub-clasifica las palabras que fueron señaladas en el segundo criterio según su tipo de acentuación en: agudas, graves y esdrújulas, y se indican hiatos y diptongos (Real Academia Española & Asociación de Academias de la Lengua Española, 2005). Es oportuno manifestar que dentro de la base de datos, las palabras agudas se identifican por medio de la abreviación AGU; las graves, con la abreviación GRA; las esdrújulas, con ESD; las agudas con diptongo, con la abreviación AGU-DIP; las graves con diptongo, GRA-DIP; las graves con hiato, con GRA-HIA; las esdrújulas con diptongo, ESD-DIP; las esdrújulas con hiato, ESD-HIA; y aquellas palabras cuya ortografía reclama el uso de la diéresis fueron identificadas dentro de la base de datos como DIER. Esto se ilustra en la Tabla 1.

Ejemplos de palabras de la Crónica TCA según su tipo de acentuación

Tabla 1: Ejemplos de palabras de la Crónica TCA según su tipo de acentuación

Fuente: Elaboración propia.

El cuarto criterio de clasificación caracteriza 13 casos restantes por casos particulares dentro del corpus léxico de la Crónica TCA. A continuación, la numeración de cada uno de ellos:

  • Caso dos (2): Relacionados con conjugación del imperfecto del indicativo

  • Caso tres (3): Relacionados con el uso de la “B” y la “V”

  • Caso cuatro (4): Relacionados con el uso de la “Y” y de la “I”

  • Caso cinco (5): Relacionados con el uso de la “X” y la “J”

  • Caso seis (6): Relacionados con doble “T” (tt)

  • Caso ocho (8): Relacionados con el uso de la “H”

  • Caso nueve (9): Interferencia del italiano o del latín

  • Caso diez (10): Relacionados con diptongos sin acento

  • Caso once (11): Relacionado con la “C” y la “Z”

  • Caso doce (12): Relacionado con la “G” y la “J”

  • Caso trece (13): Relacionado con conjugación pretérito del indicativo

  • Caso catorce (14): Relacionado con el infinitivo

  • Caso quince (15): Relacionado con la conjugación en presente del indicativo

Conteo general de frecuencias léxicas

La utilización de software como el TreeTagger (Schmid, 1994) y el Simple Concordance Program (Reed, 2010) permite no solo la tokenización (separación de cada una de las cadenas de texto limitadas por espacios) de toda la Crónica TCA (Cabrera, 1794), sino también la cuantificación de sus repeticiones. La Figura 3 muestra cuáles palabras son identificadas y etiquetadas y cuáles otras no. La cifra revela que de 4726 palabras no repetidas (en adelante types) el 58 % de ellas son identificadas por el TreeTagger (Schmid, 1994); esto se puede deber a que el resto de types (1968) no tiene una ortografía correcta -según la ortografía de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española (2010a) y por ende son analizadas por el programa como pseudopalabras.

Palabras identificadas y no identificadas por el TreeTagger

Figura 3: Palabras identificadas y no identificadas por el TreeTagger

La Figura 4 muestra cómo están distribuidas las 2758 types que se encuentran marcadas en el corpus de la Crónica TCA, en ella se observa que las categorías léxicas [ sustantivos (N), verbos (V), adjetivos (Adj), Pasados participios (PP) ] son las que tienen una mayor cantidad de ocurrencias en el texto, con un aproximado del 94 % (2599 types), mientras que el número restante hace referencia a palabras gramaticales y algún extranjerismo identificado.

Clasificación de palabras identificadas por el TreeTagger según su categoría

Figura 4: Clasificación de palabras identificadas por el TreeTagger según su categoría

ANÁLISIS DEL LÉXICO DE LA CRÓNICA DE INDIAS TEATRO CRÍTICO AMERICANO - CASO DEL VERBO HABER

Para observar la opacidad ortográfica del léxico de la crónica TCA (Cabrera, 1794) se tomó como caso particular el verbo Haber, en vista de la frecuencia representativa en el uso a través de todo el cuerpo léxico de la crónica y su irregularidad marcada en cuanto a lo que poca fijación ortográfica se refiere.

HALLAZGOS

Estadísticas

Dentro de la base de datos se halló que el verbo en cuestión fue escrito con ortografía distinta dentro de la misma crónica, ya que a través del ejercicio hecho con el Software se detectó el verbo Haber escrito “B” y con “V” (haber - haver*) en diferentes modos y tiempos verbales; de esta caracterización se identificó, además, que las formas escritas con “V” fueron las predominantes en frecuencia, en relación con aquellas escritas con “B”. Esto puede verse de un modo comparativo en la Figura 5.

Frecuencias del verbo Haber/Haver y sus conjugaciones

Figura 5: Frecuencias del verbo Haber/Haver y sus conjugaciones

En la Tabla 2 se puede observar en términos cuantitativos la frecuencia de las formas del verbo escrito con “V”:

Tabla 2:
Frecuencias del verbo Haber y sus conjugaciones7
Clase Valor Frecuencia Frecuencia Relativa8 Frecuencia Acumulada9 Frecuencia Rel. acum.10
1 Haber 19 0,0671 19 0,0671
2 Haver 36 0,1272 55 0,1943
3 Ha 16 0,0565 71 0,2509
4 32 0,1131 103 0,3640
5 He 2 0,0071 105 0,3710
6 5 0,0177 110 0,3887
7 Había 1 0,0035 111 0,3922
8 Havia 27 0,0954 138 0,4876
9 Haberla 2 0,0071 140 0,4947
10 Haverla 1 0,0035 141 0,4982
11 Habiéndole 1 0,0035 142 0,5018
12 Haviendole 2 0,0071 144 0,5088
13 Haberse 5 0,0177 149 0,5265
14 Haverse 9 0,0318 158 0,5583
15 Habían 1 0,0035 159 0,5618
16 Habían 19 0,0671 178 0,6290
17 Habido 1 0,0035 179 0,6325
18 Habido 2 0,0071 181 0,6396
19 Hubo 1 0,0035 182 0,6431
20 Hubo 1 0,0035 183 0,6466
21 Habiendo 4 0,0141 187 0,6608
22 Habiendo 11 0,0389 198 0,6996
23 Haviendose 3 0,0106 201 0,7102
24 Haberle 1 0,0035 202 0,7138
25 Haberles 1 0,0035 203 0,7173
26 Haberlos 3 0,0106 206 0,7279
27 Habernos 1 0,0035 207 0,7314
28 Habérseles 1 0,0035 208 0,7350
29 Hubiera 3 0,0106 211 0,7456
30 Hubiese 4 0,0141 215 0,7597
31 Hubieran 2 0,0071 217 0,7668
32 Habrá 1 0,0035 218 0,7703
33 Habré 1 0,0035 219 0,7739
34 Habran 1 0,0035 220 0,7774
35 Haveis 5 0,0177 225 0,7951
36 Han 33 0,1166 258 0,9117
37 Hemos 3 0,0106 261 0,9223
38 Hay 1 0,0035 262 0,9258
39 Haya 9 0,0318 271 0,9576
40 Hayan 12 0,0424 283 1,0000

ANÁLISIS

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española11 (Real Academia Española, 2014), la ortografía del verbo Haber efectivamente corresponde a aquella escrita con “B”, por lo que entender los motivos por los que en la Crónica TCA (Cabrera, 1794) se escribió con “V” implica la revisión de las normativas gramaticales y ortográficas de la lengua castellana del siglo XVIII, época de la que data la crónica, y del estudio de factores que pudieron haber influido para que este fenómeno se diera. De la revisión del diccionario de 2014, se remite al Diccionario de Autoridades Tomo IV (Real Academia Española, 1734)12 con el cual se determina que la etimología del verbo Haber corresponde a la voz latina Habēre, y su escritura aún se presenta con “B”; en este punto es importante tener en cuenta la influencia del latín en el desarrollo de la ortografía castellana del siglo XVIII, dado que la producción escrita en castellano de la época se asemejaba en gran medida a esta lengua clásica y por tanto su influjo afectaría la ortografía de documentos narrativos como las crónicas. A este respecto, la Real Academia en su primera Orthographía española (Real Academia Española, 1741) se pronuncia:

En los primeros libros de nuestro idioma, como la lengua se miraba hija de la Latina en la mayor parte de sus términos, y los que la hablaban, y escribian, estaban mas cercanos á los latinos, se observaba la orthographía cási enteramente latina, como se reconoce en los libros de los Fueros, de las leyes, y de otros monumentos antiguos. (pp. 89-90).

El caso del verbo Haber constituye tan solo un ejemplo para develar la situación problemática que históricamente ha representado para la lengua castellana la distinción entre la “B” y la “V” en tanto que el castellano no hace distinciones en su pronunciación, por lo que a través del tiempo ha sido susceptible de generar confusión entre los usuarios de la lengua; aun la Real Academia Española (1741) lo admite en su ortografía, con la siguiente anotación: “y si atendemos solo á la pronunciación, debemos desterrar de el abecedario la V consonante, que no pronunciamos, y siempre confundimos con la B” (p. 97). Y más adelante, en el párrafo IV titulado De las letras en particular, y resolución de graves dificultades en el uso de ellas para escribir con buena Orthographía (Real Academia Española, 1741, pp. 115), le dedica 21 páginas a aclaraciones referentes al uso de la letra “B”, las confusiones en pronunciación respecto de la “V” consonante y las dificultades que esto ocasiona para escribir:

Dicese que la B se pronuncia con los labios cerrados, y la V con los labios abiertos. Este especulativo precepto se dice muy bien, y se entiende con facilidad; pero llegando á la práctica (…) nos es imposible practicar la obediencia. (Real Academia de la Lengua Española, 1741, pp.123-124).

Para profundizar la indagación, se revisa también la primera Gramática de la Real Academia de la Lengua Española (Real Academia Española, 1771),13 que dedica el Artículo XIII del Capítulo VI al verbo Haber y lo titula: Del Verbo a la “Conjugación del verbo auxiliar haber en sus tiempos simples” (Real Academia Española, 1771, p. 106) y posee un subtítulo adicional: “Conjugación de los tiempos compuestos del mismo verbo haber” (Real Academia Española, 1771, p. 109). Allí se advierte que el verbo Haber no presenta ninguna ortografía que emplee la “V” y se corrobora de este modo que la totalidad de las formas de los tiempos y modos de su ortografía conserva la “B” para el siglo XVIII, además permanece intacta su función de verbo auxiliar y la conjugación verbal -si se le compara con las funciones y conjugación actuales-.

Otro aspecto notable que incluimos dentro del estudio de este caso está relacionado con la escritura sin acentuación de algunas formas del verbo Haber halladas en el cuerpo léxico de la crónica, ya que en comparación con las normas de acentuación de la última versión de la Gramática de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española (2010b) requerirían tener marcado el acento ortográfico correspondiente. La verificación de este aspecto pone en el camino nuevas barreras en tanto que las primeras versiones de las gramáticas estaban más ocupadas en la escritura, esto es, una gramática más orientada a las letras, pero a partir -precisamente- de finales del siglo XVIII esta tendencia se modifica, ya que aspectos como la acentuación y la puntuación son incluidos dentro de los estudios de la lengua y marcan una nueva etapa para la ortografía castellana. A este respecto Martínez (1992) sostiene:

La obra de estos estudiosos tuvo la virtud de saber tratar con rigor y de forma completa las diversas materias de la ortografía-letras, acentuación, puntuación, uso de abreviaturas y mayúsculas, etc.-, demostrando con ello su acierto en la concepción de la escritura como hecho lingüístico. Especialmente significativo, a este respecto, es que supieran darse cuenta (…) de que la ortografía no es problema que atañe sólo a la representación de las palabras mediante letras y acentos, sino que incluye también otras cuestiones importantísimas como la puntuación, de tanta pertinencia para organizar el contenido de los enunciados e incluso de los textos. (p. 127).

Por ello, con el propósito de determinar si la acentuación (o la falta de ella) en el corpus léxico de la Crónica TCA (Cabrera, 1794) correspondía a la ortografía vigente en el Siglo XVIII, se revisan las normativas ortográficas y gramaticales de la época. Tal revisión tomó por referente nuevamente a la Orthographía Española de 1741 (Real Academia Española, 1741), primera obra dedicada a la ortografía de la lengua española y que estaba en vigor para la época en la que fue escrita la Crónica TCA (Cabrera, 1794). Allí, se hizo necesario retomar los casos uno (1) y siete (7) del corpus léxico construido en la metodología, con el fin de extraer las voces del verbo Haber (ya estuvieran escritas con “B” o con “V”) que presentaran irregularidad en su acentuación; en total se extrajeron nueve (9) voces del verbo en cuestión con estas características. Ellas son:

  • habia

  • havia

  • habiendole

  • haviendole

  • haviendose

  • habian

  • havian

  • haveis

De esas nueve (9) voces, se resalta que solo en una de ellas se marcó acento ortográfico; se trata de la forma auxiliar de la tercera persona del singular [Folio 2R; Párrafo 1; Línea 9 (Valencia et al., 2017, p. 78) ] (Figura 6), la cual tiene 32 frecuencias de aparición en todo el cuerpo léxico de la Crónica TCA (Cabrera, 1794), frente a 16 frecuencias de la misma voz sin acentuación (Cfr. Tabla 2. Frecuencias del verbo Haber y sus conjugaciones). Según la Orthographía Española los monosílabos no llevan el acento marcado porque no hay equívoco en su pronunciación: “en los monosílabos, ó voces de una sola sylaba no se debe poner nota de acento: porque nunca puede variarse la pronunciación” (Real Academia Española, 1741, p. 248). Asimismo en la gramática (Real Academia Española, 1771), artículo XII, donde se muestra el modelo de conjugación del verbo Haber, la forma de la tercera persona no tiene acento.

Ejemplo de la forma auxiliar há (con acento ortográfico)

Figura 6: Ejemplo de la forma auxiliar há (con acento ortográfico)

Ninguna de las ocho (8) voces restantes del rastreo hecho tiene acento marcado con tilde; para ellas se planteó el análisis a partir de la sub-clasificación del tercer criterio descrito en la metodología, y con el que se construyó el corpus léxico de la Crónica TCA (Cabrera, 1794). A través de esta sub-clasificación se identifica que las ocho (8) voces sin tilde se agrupan en las categorías de palabras graves GRA y esdrújulas ESD. Las voces graves suman en total cinco (5) palabras [habia, havia, habian, havian, haveis[ (Figura 7), de ellas resaltan cuatro (4), porque coinciden en ser formas del tiempo pretérito imperfecto de la tercera persona del singular y del plural, por tanto presentan la combinación de las vocales “ia” en su última sílaba y requieren acento ortográfico marcado. La Real Academia Española (1741), en su ortografía, es explícita en cuanto a ello:

En las combinaciones de ia, ie, uo, io, y semejantes, en que suelen terminar algunas voces, se pondrá sobre la primera de aquellas vocales la misma nota, siempre que, separada de la siguiente, hubiesse de acentuar en ella la pronunciación. (p. 255).

Ejemplo de palabra grave sin tilde

Figura 7: Ejemplo de palabra grave sin tilde

Las voces restantes son palabras esdrújulas [habiendole, haviendole, haviendose] que coinciden en ser la forma verbal no personal gerundio (Figura 8), por ello “se debe poner siempre nota de acento sobre la vocal de la antepenúltima sylaba” (Real Academia Española, 1741, pp. 248-249). Adicionalmente, se consultó de nuevo la primera gramática de la lengua española (Real Academia Española, 1771), en la cual no se halló referencia alguna en cuanto a las reglas de acentuación ortográfica o prosódica, aunque es oportuno mencionar que, en el ya mencionado Capítulo VI - Artículo XIII, se presenta la Conjugación del verbo auxiliar haber en sus tiempos simples (Real Academia Española, 1771, pp. 106-108) y la Conjugación de los tiempos compuestos del mismo verbo haber (Real Academia Española, 1771, pp. 109-110), sin que se tenga en cuenta el asunto de la acentuación.

Ejemplo de palabra esdrújula sin tilde

Figura 8: Ejemplo de palabra esdrújula sin tilde

Ahora bien, si se parte del hecho de que no se halla ninguna evidencia histórica gramatical de algún cambio ortográfico del verbo Haber, se descarta la posibilidad de explicar la opacidad ortográfica a raíz de la carencia de fijación dentro del corpus léxico de la Crónica TCA (Cabrera, 1794), por lo que es preciso buscar nuevas explicaciones a este fenómeno, y con ello se llega al estudio de otros factores que incidieron o intervinieron en la escritura de la crónica para que se presentara tal anormalidad.

CONCLUSIONES

Interferencia de la lengua materna del autor

Ya se había hecho alusión inicialmente a Pablo Félix Cabrera como autor de la Crónica TCA; sin embargo, a través del estudio de su perfil bio-bibliográfico,14 se determina que su nombre genuino es Felice Jacopo Chiabrera (Parra & Hincapié, 2017, p. 18), de nacionalidad y lengua materna italianas: “Nació (…) en Acqui, capital del Alto Monteferrato, Italia” (Parra & Hincapié, 2017, p. 16), pero a su llegada a America, quiso ocultar de alguna manera su pasado y comenzar una nueva vida en el nuevo mundo y por ello adoptó el nombre Pablo Félix Cabrera (Parra & Hincapié, 2017).

Se puede establecer que Pablo Félix Cabrera se graduó como Licenciado y doctor en derecho civil y canónico (Parra & Hincapié, 2017, p. 17) de la Universidad de Turín en 1757 y que sus tesis fueron escritas en italiano, pero en cuanto a su producción escrita en lengua castellana no se hallaron registros ni otras obras de naturaleza similar a la de la Crónica, lo cual centra la atención en la lengua italiana y su gramática para hallar pistas que ayuden a establecer las causas de la opacidad ortográfica en el léxico de la Crónica TCA (Cabrera, 1794).

Tras una búsqueda preliminar en el Dizionario Etimologico Online15 se establece que el verbo auxiliar Haber en italiano responde a la ortografía Avere, aun cuando esta voz proviene igualmente de la etimología latina Habēre; se puede establecer entonces un patrón de escritura que podría implicar una interferencia ortográfica del italiano en la escritura de la Crónica TCA, sin que ello signifique, necesariamente, una interferencia semántica o de inteligibilidad de la Crónica por la cercanía entre el castellano y el italiano del siglo XVIII.

Impacto de la opacidad ortográfica

La posible interferencia del italiano es un factor determinante en la opacidad ortográfica del léxico de la Crónica TCA y, a la vez, constituye un hallazgo que abre interrogantes que trascienden el asunto léxico, pues a través de las búsquedas bibliográficas hechas dentro del proyecto “Semiología del barroco americano - Palenque Siglo XVIII” se halló una traducción al inglés de la Crónica TCA, que fue publicada en Londres en 1822 junto al Informe del Capitán Antonio del Río sobre las ruinas de Palenque, lo cual dirige la atención hacia esta versión traducida y su fidelidad. No se ha encontrado literatura que aporte información de relevancia en cuanto al nombre del traductor al inglés, pero su publicación y edición se dieron gracias a Henry Berthoud, quien le presentó a Europa Description of the Ruins of an Ancient City, discovered near Palenque, in the Kingdom of Guatemala, in Spanish America: Translated from the original manuscript report of captain Don Antonio del Río: Followed by Teatro Crítico Americano; or, A critical investigation and research into The History of the Americans by Doctor Paul Felix Cabrera of the city of New Guatemala16 (Cabrera, 1822). Con esta publicación Europa conoció la Crónica TCA (Cabrera, 1794) y se interesó por Palenque, puesto que la obra original escrita en castellano se quedó relegada y sin mayor resonancia. A este respecto, Koch (2013) señala la importancia de la publicación de esta traducción en inglés:

Antonio del Río fracasó en encontrar oro o algún tesoro en Palenque, pero que lo que sí hizo fue enviar a España numerosas piezas decorativas (…) él consideró que cualquier otra investigación en Palenque no valía la pena para las autoridades españolas. El reporte del Capitán del Río llegó a Madrid y pronto se perdió entre montañas de reportes gubernamentales bajo una creciente capa de polvo. (pp. 93-94).17

Este fenómeno, entonces, demanda más estudios que se enfoquen en analizar, desde un punto de vista lingüístico, la traducción que publicó Berthoud, con el fin de determinar la precisión de dicha obra, puesto que al encontrar en la obra original interferencia del italiano y una evidente opacidad ortográfica dentro de su cuerpo léxico, aumenta la posibilidad de que haya habido pérdidas semánticas o que se hayan transmitido errores en la traducción -sin que ello signifique un acto intencionado- con la cual se ha reconstruido la historia de Palenque durante los últimos 193 años.

Por ello, esta trama lingüística conlleva a repensar la imagen que los cronistas europeos recrearon de la América del siglo XVIII a través de sus crónicas, una imagen que tal vez pudiera mostrar una realidad diferente -aun inesperada- si fuera contada por americanos. Alvar (1992), en cuanto al valor de las crónicas de indias, dice: “Y hoy se puede hacer historia gracias a lo que supieron las gentes más antiguas, pero a la historia se llegó desde la lengua y de su ordenación literaria” (p. 29). Esto sin el ánimo de desmentir lo que ya está escrito, sino con el de reavivar la historia de la América Barroca del siglo XVIII y el de mantener vigente la reflexión sobre lo que significa el castellano para este continente.

Tabla de convenciones

A:Anverso.

Crónica TCA:Crónica de indias “Teatro crítico americano o nueva tentativa para la solución del gran problema histórico sobre la población de la América”.

R: Reverso.

REFERENCIAS

  1. , (). . . Valladolid: Junta de Castilla y León. .25-60.
  2. (). . . México D.F.: Archivo General de la Nación. .
  3. (). . . .
  4. (). . . Londres: Berthoud. . Translated from the original manuscript report of captain Don Antonio del Río: Followed by Teatro Crítico Americano; or, A critical investigation and research into The History of the Americans by Doctor Paul Felix Cabrera of the city of New Guatemala
  5. (). . . North Carolina: McFarland & Company Inc. Publishers. .
  6. , , (). . , 1. Bogotá: Pearson. .
  7. (). La ortografía española: Perspectiva historiográfica. Cauce 14-15, 125-134.
  8. (). Lingüística de corpus: una introducción al ámbito. RLA. Revista de Lingüística Teórica y Aplicada 46(1), 93-119.
  9. , (). . , , , , eds. . Medellín: Universidad Pontificia Bolivariana. .15-32.
  10. (). . . .131-150.
  11. (). . . Madrid: Imprenta de la Real Academia Española. .
  12. (). . , IV. .
  13. (). . . Madrid: Ibarra. .
  14. (). . . .
  15. (). . . Madrid: Santillana. .
  16. (). . . Madrid: Espasa Libros. .
  17. (). . . Madrid: Espasa Libros. .
  18. (). . . .
  19. (). . . Stuttgart: University of Stuttgart. .
  20. (). . , , , , eds. . Medellín: Universidad Pontificia Bolivariana. . Compuesto por el doctor don Pablo Félix Cabrera. Discurso primero para su introducción. Edición comentada y facsimilar
El corpus léxico no incluirá el contenido léxico de las notas de pie de página de la Crónica TCA.
http://www.cis.uni-muenchen.de/~schmid/tools/TreeTagger/
Entiéndase el término Tokenización como el proceso de separación de una cadena de caracteres por un par de espacios.
Interfáz gráfica para TreeTagger bajo MS Windows, descargada de forma gratuita desde http://www.smo.uhi.ac.uk/~oduibhin/oideasra/interfaces/winttinterface.htm
Se trata de un aparte de una edición crítica anotada y comentada que además contiene perspectivas mitológicas, poéticas y narrativas emanadas de la Crónica TCA Valencia, Rodas, Montoya, & Hincapié, 2017).
La base de datos completa puede consultarse en la dirección: https://drive.google.com/file/d/0B0W3P8kSEF0MdFJ5Y1NCQnVLWnM/view?usp=sharing. En la hoja “Frecuencias” se encuentra el listado de cada una de las palabras con su número de frecuencias; en la hoja “Alfabéticamente” aparecen todas las palabras contenidas en la Crónica TCA por orden alfabético; en la hoja “Terminaciones” aparece la clasificación completa que contiene número de frecuencias, los criterios de clasificación, tipo de acentuación, y la ubicación de la palabra dentro de la crónica por número de página dentro de la transcripción, el número de folio, el número de párrafo y de línea.
Se hace claridad en que las frecuencias Acumulada y Relativa acumulada no aportan información relevante cuando se analizan datos de tipo cualitativo, como en el caso de este artículo; no obstante, son incluidas dentro de esta tabla con el fin de exponer el ejercicio estadístico general que se llevó a cabo para esta investigación, dar veracidad a los datos recolectados y a su manejo estadístico. Los datos más relevantes en el análisis estadístico de datos cualitativos son aquellos que ofrece la Frecuencia relativa. Se incluirá una breve definición de cada una de ellas.
La Frecuencia relativa alude a los porcentajes relativos al dato, es el resultado “entre el valor de una determinada frecuencia absoluta y el total de observaciones” Martínez, Levin, & Rubin, 2011, p. 60).
La Frecuencia acumulada se emplea para conocer “el total de datos u observaciones desde el origen hasta el valor total. Ello se obtiene acumulando (…) frecuencias absolutas” Martínez et al., 2011, p.60).
La Frecuencia relativa acumulada “Se obtiene de forma análoga a las frecuencias absolutas acumuladas” Martínez et al, 2011, p.60).
De la página oficial de la Real Academia de la Lengua Española, está en formato digital y en línea, disponible de manera gratuita en internet: http://lema.rae.es/drae/?val=haber [Consultado el 12 de noviembre de 2015 ].
De la página oficial de la Real Academia de la Lengua Española, está en formato digital y en línea, disponible de manera gratuita en internet: http://web.frl.es/DA.html [Consultado el 12 de noviembre de 2015].
Esta versión se encuentra de manera digital, libre y gratuita en la página de la Real Academia de la Lengua, disponible en formato pdf en la dirección web: http://www.rae.es/sites/default/files/Gramatica_RAE_1771_reducida.pdf [Consultado el 12 de noviembre de 2015].
Consúltese “Perfil Bio-bibliográfico de Pablo Félix Cabrera”, un aparte de la edición anotada y comentada de la crónica de Indias “Teatro crítico americano o nueva tentativa para la solución del Gran problema histórico sobre la población de la América” Valencia et al., 2017) elaborada por el grupo Lengua y Cultura de la Facultad de Educación de la Universidad Pontificia Bolivariana, en el marco del proyecto de investigación Semiología del barroco americano - Palenque siglo XVIII.
Se puede consultar de manera libre y gratuita en http://www.etimo.it/?term=avere&find=Cerca
La versión digital de esta traducción se encuentra de manera digital, libre y gratuita, disponible en formato pdf en la dirección web: https://ia600406.us.archive.org/14/items/descriptionofrui00roan/descriptionofrui00roan.pdf [Consultado el 12 de noviembre de 2015]
Traducción libre de los autores (Se respetan todos los derechos de autor). Fragmento original en inglés: Antonio del Río failed to find any gold or treasure at Palenque, but he did send back to Spain several decorative pieces, (…) he considered Palenque unworthy of any further investigation by Spanish authorities. Captain del Rio’s report arrived in Madrid and promptly became lost in stacks of government reports buried beneath a growing pile of dust. Koch, 2013, pp. 93-94)