Dossier: Masculinidades indígenas

  • Susana Matallana Peláez Centro de Investigaciones y Estudios de Género, Mujer y Sociedad, Universidad del Valle, Cali, Colombia
  • Sol Colmenares Rodríguez Centro de Investigaciones y Estudios de Género, Mujer y Sociedad, Universidad del Valle, Cali, Colombia

##plugins.generic.usageStats.downloads##

##plugins.generic.usageStats.noStats##
Publicado
2018-07-13
Como citar
MATALLANA PELÁEZ, Susana; COLMENARES RODRÍGUEZ, Sol. Dossier: Masculinidades indígenas. La Manzana de la Discordia, [S.l.], v. 13, n. 1, p. 5 - 6, jul. 2018. ISSN 2500-6738. Disponible en: <http://revistas.univalle.edu.co/index.php/la_manzana_de_la_discordia/article/view/6719>. Fecha de acceso: 25 sep. 2018 doi: https://doi.org/10.25100/lamanzanadeladiscordia.v13i1.6719.

El momento histórico que afrontamos como especie, y en el caso particular de América Latina, como continente, ha demostrado con creces el agotamiento del universalismo eurocentrista, blanco, individualista y andropocentrista que no solo no logra dar soluciones a los graves problemas sociales y ambientales del planeta y de nuestra América, sino que antes bien parece agravarlos. Por eso, en La Manzana de la Discordia, a partir de este número, queremos darle una mayor difusión a las discusiones y reflexiones teóricas, epistemológicas, ontológicas y metodológicas que buscan pensar y pensarnos por fuera de la retícula cartesianista. El tema del presente dossier, Masculinidades indígenas mexicanas contemporáneas, presenta retos epistemológicos, teóricos y metodológicos que es preciso abordar desde una perspectiva decolonial; de esta manera, nos permite darle mayor visibilidad a las problemáticas de las mal llamadas “minorías” y nos compele a poner en un lugar protagónico la necesidad de construir propuestas por fuera del pensamiento eurocentrista y andropocentrista, heredado de la colonialidad y del modelo desarrollista.

Antes de pasarle revista a los artículos que integran este dossier, queremos contarle a nuestras lectoras y lectores, así como a nuestros colaboradores y colaboradoras, que con el fin de aumentar el radio de difusión de la revista y de ampliar el diálogo Sur-Norte, estaremos ofreciendo una versión bilingüe (español-inglés) del artículo que encabeza cada número. Con el tiempo, esperamos extender este plus a todos los artículos.

El dossier que aquí les presentamos está dedicado a la reflexión, desde distintos abordajes, en torno a lo que significa hoy día ser hombre e indígena en nuestra América, y más exactamente, en México. Es así, como a través de estos seis artículos, nuestros lectores podrán asomarse a la enorme riqueza y diversidad étnica y cultural mexicana. Escucharán las voces de otomíes, huicholes, purépechas, mixtecos, nahuas, y zapotecas que se alzan entre la tradición y la modernidad, la pobreza y la lucha por la supervivencia económica, la marginalidad y el reconocimiento, o la subalternidad y la conquista de la autonomía. Los artículos seleccionados enfatizan la perspectiva de género, en particular la relación que existe entre etnia y género, para entender los procesos histórico-sociales que han intervenido en la construcción del hombre indígena contemporáneo, invisibilizado por los cánones de una masculinidad hegemónica, blanca, corporeizada, genitalizada, individualista, fraccionada y controladora, que desde el momento de la Conquista y a lo largo de los procesos coloniales y republicanos, ha distorsionado, invalidado y ocultado otras formas posibles de masculinidades.

El artículo que abre el dossier, “Es difícil ser hombre, pero más ser hombre indígena: identidades masculinas in/existentes” introduce esta problemática en toda su complejidad. El segundo artículo, “Masculinidades indígenas y empoderamiento femenino” expone los retos y las respuestas de hombres otomíes ante la inserción de sus compañeras en el mercado de trabajo, develando cómo el ordenamiento tradicional de género en el espacio privado y con ello las relaciones de poder binarias hombre-activo/mujer-pasiva se ven alteradas por las crisis económicas y la globalización. El siguiente artículo, “La masculinidad huichol en reacomodo para El Costumbre” analiza como en el entrecruce entre tradiciones indígenas y globalización pueden surgir nuevas relaciones de género, que no solo impulsan cambios en las relaciones sociales entre hombres y mujeres sino también redefiniciones de lo femenino y lo masculino a partir de cosmovisiones indígenas. El cuarto artículo, “Género y experiencias migratorias de adolescentes indígenas mexicanos”, examina las experiencias de jóvenes purépechas, mixtecas, nahuas y zapotecas en su intento por cruzar la frontera entre Estados-Unidos y México. El artículo titulado “Adolescencia rural indígena, escuela y masculinidades” aborda la construcción de las masculinidades rurales indígenas a caballo entre las pautas comunitarias de sus comunidades de origen y los lineamientos individualistas de la escuela republicana mexicana. Finalmente, el último artículo, “Campaña ‘Fa xwi: Te Convido a Cuidarnos’: Promoviendo la Participación de los Hombres en la Salud Sexual y Reproductiva” examina el desarrollo de una campaña de salud sexual y reproductiva que intenta promover la participación activa de jóvenes hombres indígenas a partir de conceptos y valores netamente étnicos.

En términos metodológicos, cabe resaltar que la mayor parte de investigaciones que dan origen a los artículos seleccionados dan prioridad a las voces de los participantes y sus testimonios y proponen diálogos con la teoría en los que se ponen de relieve las interacciones entre las dimensiones económicas, históricas, culturales, políticas y sociales del ser hombre indígena en la actualidad. En general, los seis artículos invitan a dejar atrás los reduccionismos, las dicotomías y los antagonismos de género heredados de la tradición eurocentrista, para adoptar nociones de género más fluídas y dinámicas. Asimismo cuestionan el isomorfismo que haría corresponder lo femenino/masculino indígena a lo femenino/masculino occidental.

De esta manera, desde La Manzana de la Discordia, esperamos contribuir al debate decolonial y a la construcción de sociedades latinoamericanas que recuperen valores y conceptos axiomáticos de nuestra ancestralidad indígena como son el culto a la diversidad y el respeto por todas las formas de vida.